MIEDOS EN EL EMBARAZO | Sueños de una mamá despierta

MIEDOS EN EL EMBARAZO

martes, 24 de enero de 2017



Este tema trata de algo muy común entre las embarazadas, los miedos que sentimos durante el embarazo. Estando ya de 38 semanas, y después de sufrir un aborto, he sentido, y sigo sintiendo muchos de estos miedos.

Una madre desde el instante en el que se entera que está embarazada, que va a traer una nueva personita al mundo, empieza ya con las preocupaciones, si no es por una cosa es por otra, y ya no cesan nunca. A veces más justificadas, a veces menos; siempre depende de cada madre, pero la preocupación por los hijos siempre está.

Ahora hablemos de los miedos en el embarazo, los primeros miedos de toda madre. Uno de los más comunes es el miedo a perder al bebé, al aborto, y este miedo se ve incrementado si has tenido un aborto previo o muchas complicaciones para poder quedarte embarazada; cuando no sientes sus movimientos intentas relajarte, comer (si es chocolate mucho mejor), pero el miedo siempre está ahí... ¿y si no se mueve?

Cada ecografía nos llena de miedos, ese momento previo, estar esperando a ser atendida mientras las dudas recorren tu cabeza, ¿estará todo bien?, deseas entrar a que te hagan la ecografía, pero con miedo, ver que no tenga malformaciones, que esté en su peso, que el líquido amniótico esté bien... vamos, que no pase nada fuera de lo común, y más importante aún, que no le pase nada malo a tu bebé, a esa parte de ti. A veces nos dan los informes de las ecografías, y ves que hay algo que no encaja, pero el médico ni te lo ha nombrado, en mi caso, en la ecografía de las 20 semanas, salía que tenía un quiste de los plexos coroideos, pero no me dijeron nada, ni qué era, cuál era su gravedad, yo lo leí al salir del hospital y, claro, te crea mucho miedo, no te han dicho nada, pues a buscar por internet, los médicos deberían tranquilizar más aún sobre estas cosas, porque para lo que ellos es algo común, a nosotras nos puede generar muchas dudas, muchos miedos.

Otro de los miedos comunes es el de hacer daño al bebé, vigilar lo que comemos no vaya a ser que estemos tomando mucha cafeína, qué cosas podemos comer (que si evitar carne cruda, frutas y verduras sin lavar, jamón serrano sí o no..., etc.), si te mandan antibiótico por alguna infección te preocupa que le pueda afectar, saber si nos podemos tintar el pelo o usar cremas depilatorias, y así muchísimas cosas que se nos pasan por la cabeza durante el embarazo. En el tema del sexo también nos surgen estos miedos, este miedo se extiende también a los padres, ¿le haremos daño al bebé?

Conforme va avanzando el embarazo nos da miedo ponernos de parto antes de tiempo, miedo al parto prematuro, a que nazca aún por formar y lo separen nada más nacer de ti para llevarlo a una incubadora, a que tenga algún problema respiratorio, a que necesite una operación.

Y llega el miedo al parto, da igual con experiencia o sin ella, este será mi segundo parto y estoy acojonada con mucho miedo, hay madres que no sienten este miedo hasta el momento del parto, algunas los tienen desde antes de quedarse embarazadas, otras se va incrementando el miedo conforme va llegando el momento. Pero surgen dudas, y las dudas generan miedos. Miedo al dolor, ves películas donde las mujeres gritan y maldicen en el momento del parto, otras madres que sin darse cuenta (o eso quiero creer), te cuentan experiencias de sus partos y lo dolorosos que fueron, y todo ello te lleva a pensar en si ese dolor lo podrás soportar (y ya os digo yo que sí, porque es un dolor que nace del amor, cada mujer tiene un umbral del dolor distinto, pero aún así, ese momento de dolor desaparece en el mismo momento que ponen a tu bebé encima de ti). Los miedos del parto van más allá del dolor, miedo a que lleguen las 42 semanas y te lo tengan que provocar, al desgarro, a que acabe en cesarea por alguna complicación.

Y, por último, otro de los miedos en el embarazo es a todo lo que rodea la maternidad, ¿seré buena madre?, ¿podré darle el pecho?, si es el segundo hijo, ¿le atenderé cómo es necesario? ¿Y a mi primer hijo? Aquí la respuesta es fácil, serás la mejor madre del mundo para tu hijo.

Todos estos miedos, y muchos más que me habré dejado, son totalmente normales en el embarazo, pero lo único que podemos hacer es intentar disfrutar lo máximo que podamos el embarazo, porque es una etapa que luego no vuelve, y aunque a veces no lo parezca por angustias o dolores, es una etapa que echaremos de menos, así que disfuta de cada movimiento que sientas, de cada centímetro de barriga que aumentes, que te cuiden, que te mimen, de saber que llevas una de las cosas más importantes de tu mundo dentro de ti.

Y vosotras (o vosotros, que los papás también tienen sus miedos), ¿qué miedos habéis sentido?

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EXTEROGESTACIÓN. LOS SEGUNDOS 9 MESES DE EMBARAZO.

CONSEGUIR UNA LACTANCIA MATERNA EXITOSA.


3 comentarios:

  1. Sin duda desde las primeras semanas de embarazo, el miedo es una de las primeras cosas, pues existen casos donde las mamas inexpertas llegan a perder a sus bebes, por eso muchas acuden a alguien con experiencia o mejor aún, a leer en internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, y lo mejor siempre es preguntar todas las dudas, a la matrona o en grupos de crianza. Un grupo de crianza da mucho apoyo.

      Eliminar
  2. Coincido con que las primeras semanas de embarazo, son donde los temores se maximizan, pero eso se debe también a que la ilusión está en su máximo esplendor y una cosa conlleva a la otra.

    saludos

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS