CONSEJOS PARA VISITAR A UN RECIÉN NACIDO | Sueños de una mamá despierta

CONSEJOS PARA VISITAR A UN RECIÉN NACIDO

viernes, 27 de enero de 2017



Se va acercando el día del parto y no podía dejar de hablar de algunas recomendaciones a la hora de visitar a un recién nacido, ya sé que la emoción de ver a esa nueva personita no nos hace darnos cuenta de ciertos detalles que, en la mayoría de los casos, debemos evitar.

Una de las cosas más importantes que tenemos que tener en cuenta es no ir sin avisar, la madre puede sentirse cansada, haber tenido un parto complicado y que necesite descansar, puede que ya haya muchas visitas en ese momento, por lo que tampoco conviene que se una más gente como si de un festival se tratase, puede que cuando quieras visitarlos no estén en el hospital/casa porque estén de papeleos (los primeros días son un poco caóticos). Así que recordad avisar siempre antes de ir.

No visitar durante la noche, ya sé que hay gente a la que le resulta complicado ir durante el resto del día, ya sea por trabajo, niños o cualquier motivo, pero a partir de cierta hora los padres deben descansar, además de que seguramente hayan tenido por el día más visitas, por lo que necesitan su tiempo de intimidad y descanso. En el caso de no poder ir en otras horas consultarlo con los padres y hacer una visita rápida.

No fumar, ni antes de entrar a ver al bebé, ni durante la visita, yo es una de las cosas que más detesto, el olor a tabaco, pero el problema no está ahí, el problema es que la nicotina aún se trasmite desde la piel y la ropa, ya que se quedan impregnados los tóxicos del tabaco.

No llevar perfume u olores muy fuertes, nada más nacer uno de los sentidos por los que se guían los bebés es el olfato, necesitan sentir el olor de la madre, poder encontrarla mediante el olor (pensad que la vista es muy reducida), y cualquier olor fuerte y extraño puede alterar esa seguridad del bebé de saber que está su madre cerca.

Lavarse las manos antes de coger al bebé, las manos son una de las principales vías de propagación de enfermedades. Igual que no besarles en las manos, mejor un beso en la frente que en las manos, aunque nos den ganas de besarlos por todas partes.

No visitar si estás enfermo, con mocos, catarro, etc. Parece algo obvio lo de no visitar al recién nacido si se está enfermo, pero aún queda gente que piensa que si no lo toca no pasará nada y, por desgracia, no es así. Mejor esperar unos días a que ya estemos bien y así evitamos males mayores.

Si la madre va a amamantar al bebé intentad salir de la habitación o por lo menos preguntar  qué prefiere la madre, en mi caso no tengo ningún problema de amamantar delante de quién sea, pero hay madres que necesitan su intimidad, y más esos primeros días que están estableciendo una buena lactancia materna.

Otra cosa a tener en cuenta es si el recién nacido tiene hermanos mayores, se suele llevar algún detalle al bebé y los hermanos se sienten desplazados, así que cuando lleguéis a la visita haced caso al hermano mayor y si dais un detalle al bebé coged alguna cosita para el hermano mayor también.

No dar consejos no pedidos, si os preguntan por algo estupendo, pero si no mejor callados, el otro día leí una frase que me parece perfecta para añadir aquí: "Cada vez que se os ocurra un consejo para una madre que acabe de parir, cambiar el consejo por comida. Llevadle comida." Pues sí, mucho mejor tuppers de comida que consejos no pedidos, además que los primeros días son caóticos y un buen plato de comida no se rechaza tan fácilmente (y menos yo, con lo que me gusta comer).

No atosigar con llamadas a la madre, entre visitas y llamadas ¿cuándo hace caso a su bebé? Mejor enviar un mensaje y cuando la madre quiera puede contestar, las llamadas obligan a las madres a contestar en el momento, los mensajes cuando ellas se sientan con ganas de hablar y contestar.

Siempre hay que tener en cuenta que cada madre y cada parto son distintos, por lo que le puede molestar a una madre a otra quizás no, así que ante cualquier duda preguntar siempre a la madre. Más vale prevenir que meter la pata.

Ah, por cierto, último consejo, cualquier regalo con ticket regalo, puede que ya lo tengan o que simplemente no les guste o sea algo que no le vayan a dar uso. Así que si no quieres preguntar directamente qué regalar, con ticket regalo la madre podrá cambiarlo en caso de no necesitarlo.

¿Añadirías algún consejo?

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

REGALOS QUE PENSABAS QUE ERAN MUY ÚTILES.

¿QUÉ ES LA CRIANZA CON APEGO?






No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS