#UnPechoMuyBonito: amamantar en público | Sueños de una mamá despierta

#UnPechoMuyBonito: amamantar en público

sábado, 21 de mayo de 2016

Voy a contar lo que me pasó hace menos de un mes con un comercial de ProaOcasión, un concesionario de coches de ocasión en Valencia. Y explicaré mi opinión respecto a ello.

Antes que nada, decir que llevamos mucho tiempo buscando coche, un coche familiar, ya que en el Seat Ibiza cabemos, pero muy apretujados, y apenas nos cabe nada más.

Esta historia comienza el 18 de abril de 2016, cuando al volver de Denia de visitar a mi familia, pasamos por la autovía y vemos este concesionario, por lo que decidimos parar y entrar, a ver si tenían alguna oferta interesante.

El comercial se presenta y nos enseña varios modelos de coches, entre ellos una Grand Scenic que nos interesó bastante, así que vamos a la planta principal para que nos dé la ficha del coche y comentar sobre la financiación. Obviamente le doy mis datos para que me hagan la ficha en el concesionario.

Entre papeleo y papeleo, hablamos de nuestras familias, de repente a Paula (mi hija) le entra hambre y me pide teta, sin pensarlo le doy de mamar, como he hecho anteriormente en cientos de sitios sin ningún problema hasta el momento.

Hasta aquí todo va bien y no hay ningún problema aparente, terminamos yéndonos y comentándole que ya le diríamos algo sobre el coche. Unas horas más tarde me escribe por Whatsapp y pone lo siguiente:






Sí, como lo leéis, acaba diciendo "Tienes un pecho muy bonito", acto seguido lo bloqueamos, no sabemos si después escribió algo más, aunque tampoco nos interesaba saber que más tendría que decir.
Estaba indignada, cabreada y necesitaba desahogarme, así que pongo el siguiente post en Twitter:

https://twitter.com/mama_despierta/status/722093822382116864

En el cual mucha gente me da ánimos, me dicen que ponga el nombre de la empresa, que estos abusos deben parar, etc. Pero yo prefiero esperar a hablar con el gerente del concesionario, hablamos por teléfono con él y quedamos para exponerle mejor el caso.
Cuando volvemos al concesionario al cruzarnos con el comercial, éste nos dice que lo sentía, que su intención era decir que lo había visto como algo natural (el hecho de amamantar) y que por si yo me había sentido incómoda para que no lo estuviera, a lo que le respondí que si lo pone como que es algo natural no habría hecho referencia a mis pechos, si no al acto de amamantar, que de esa manera lo que da a entender es que se ha fijado en mis pechos, y que no me sentía incómoda amamantando, que lo que me hacía sentir incómoda era su comentario. Después hablamos con el gerente, intentó justificar a su comercial, con que él no era así, que sólo quería hacer una broma y nos pidió perdón, eso sí. En la hoja de reclamaciones que pusimos nos daba la razón y nos pedía disculpas "de corazón". Pero ya está, y yo me sentí insatisfecha, creo que el hecho de que se fije en los pechos de una cliente y use su móvil personal para escribirle estos mensajes no es ético ni de ser profesional.

Muchos de los que habéis leído hasta aquí a lo mejor aún no veis ningún problema, así que voy a explicar dónde veo yo el problema de este caso, de esta situación:

  1. Una mujer tiene derecho a amamantar dónde y cuándo sea (más que de la mujer es un derecho del menor), sin el miedo o la vergüenza de sentirnos observadas y, menos aún, de tener que recibir comentarios como estos.
  2. ¿Qué pretendía con esto? ¿Vender el coche? Obviamente la venta está perdida ¿Ligar? a parte de ser una manera prehistórica de ligar (o intentarlo) yo no le di mi número para que intentara ligar conmigo ni decirme una sandez tan grande.
  3. Se ha saltado la ley de protección de datos, yo le di el número a la empresa (se lo di a él como representante de la empresa) para recibir información de un coche, no para que su comercial lo usara para su uso personal.
  4. Es un acto machista, muchos pensarán que es un simple piropo, pero las mujeres no vamos por la calle para que nadie nos diga su opinión sobre nuestro cuerpo, porque a mí no me interesa para nada lo que este "hombre" ni cualquier otro opine de mi cuerpo, por tanto ni tengo la necesidad de oírlo ni quiero saberlo. Os dejo este enlace dónde lo explica mejor.
¿Qué opináis de este tema? ¿Os ha pasado algo parecido?

Si os parece que este tipo de cosas deben dejar de ocurrir os animo a compartir esta entrada, para que dejen de verse normales este tipo de hechos.

Gracias por leerme, una mamá despierta.




5 comentarios:

  1. Ya te lo comenté en TW cuando explicaste la historia, me parece completamente inaceptable un comentario así, hacía tiempo que no leía una situación tan machista y desagrable. Nadie tiene que pasar por algo así por el hecho de amamantar a su hijo. (Mamá Bamba)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, la verdad es que recibí mucho apoyo por Twitter. Ya que fue un momento tan extraño, en el que me sentí tan incómoda, cabreada, impotente... Ojalá vayan desapareciendo la gente así y sus comentarios trogloditas!

      Eliminar
  2. No encuentro palabras para describir el comportamiento del comercial, pero que encima su jefe lo intente justificar me parece ya demasiado... Y lo peor es que los dos lo vean como algo "normal" y por eso no le den nada de importancia. Deberían estar los dos despedidos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema, que aún hay gente que lo justifica y lo ve normal. Cuánto nos queda por cambiar. Si yo hago algo así en mi empresa me despiden ese mismo día.

      Eliminar
  3. Me he quedado a cuadros!!! Aún no puedo creermelo! :O

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS