Frases que NO hay que decirles a los hijos | Sueños de una mamá despierta

Frases que NO hay que decirles a los hijos

jueves, 5 de mayo de 2016



Hace poco escribí una entrada sobre Frases que hay que decirles a los hijos, esta vez he decidido escribir sobre las frases que no debemos decirles.

Sabemos de la importancia de las palabras, sobretodo si vienen de las personas que más queremos. Cada palabra que les decimos puede provocar en ellos una emoción diferente y, con ello, maneras de actuar que tal vez no eran nuestra intención. Aunque sea complicado siempre hay que trabajar en esto, respirar profundamente antes de decirles estas cosas y buscar otra frase que exprese como nos sentimos sin ofender y desanimar a nuestros hijos.

También tenemos que tener cuidado dónde decimos ciertas cosas, si delante de otras personas hablamos de nuestro hijo, éste se puede sentir humillado y dolido.

Veamos algunas frases que deberíamos evitar:

  • Frases que provocan baja autoestima, desamor. "Estoy harta de ti", "eres un llorón","quita de mi vista, no quiero verte","así nadie te va a querer", "así no vas a tener amigos", "ya no te quiero"... Ellos realmente creen que ya no les quieres, que tu amor está condicionada por cómo se comporta, ¿qué senitirías si tu pareja te dice que ya no te quiere cuando se enfada?
  • Frases que provocan el efecto contrario a lo que queremos. "Eres un desordenado", "eres malo", "siempre te estás peleando", "eres un mentiroso"... Estas frases hacen que el niño crea que realmente es así, ya que tú se lo estás diciendo, por tanto no puede hacer nada para cambiarlo y seguirá sin ordenar sus juguetes, portándose mal, peleando o mintiendo. Hay que hacerles ver que lo que han hecho está mal, pero se puede decir "vamos a ordenar los juguetes", "eso que has hecho ha estado mal, porque...", intentar razonar con ellos, porque aunque sean pequeños entienden más de lo que creemos.
  • Frases que provocan miedo. No sólo los gritos provocan miedo, también hay frases que provocan temor en los niños, miedo a unas consecuencias que no le gustan nada. "Como sigas así te voy a castigar", "se lo voy a decir a papá/mamá cuando venga",...
  • Frases que juzgan sus capacidades. "Debes aprender de tu hermano/primo/amigo", "no sé cuándo vas a aprender",... consiguen que el niño, a parte de entristecerse, piense que es peor que su hermano/primo/amigo, que piense que no es capaz de hacer muchas cosas.
  • Frases que faltan el respeto. "Eres tonto", "no sirves para nada", "eres un guarro", creo que de estas frases no hace falta ni explicación de por qué no hay que decirlas.


Hay muchísimas cosas que debemos evitar, como hacerle elegir entre papá y mamá (la típica pregunta "¿a quién quieres más a papá o a mamá?") esto hace que se sientan mal al tener que elegir a uno de los dos, pues seguramente amen con locura a ambos.

Mandarles callar o que dejen de llorar les impide ser como son, expresar sus emociones y sus sentimientos, provocará que cuando necesite llorar se esconda de nosotros y pierda esa confianza para contarnos sus problemas, que aunque a nosotros nos parezcan pequeños o "tonterías", para ellos pueden ser cosas realmente importantes y debemos acompañarles en esos momentos.

En momentos de enfado a todos se nos pueden escapar estas frases, si esto nos ocurre no tengamos miedo de pedirles perdón, es lo mejor que podemos hacer, les enseñamos que los adultos también nos equivocamos, que sentimos realmente lo que hemos dicho, porque no pensamos que sea cierto, y, aprenden también, a saber pedir perdón cuando se equivocan.

¿Crees que falta alguna frase importante?

Gracias por leerme, una mamá despierta.

OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

MALA MADRE O MADRE RESPETUOSA.

LA SILLA DE PENSAR.



1 comentario:

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo, tan importante lo que se dice como el como se dice...aunque a veces es tan dificil....los mayores tb necesitamos ser educados en este sentido...me ha gustado mucho tu post para reflexionar!

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS