Castigar sin recreo | Sueños de una mamá despierta

Castigar sin recreo

lunes, 23 de mayo de 2016

Ya sabéis que no soy partidaria de los métodos conductistas y , por tanto, de los castigos. Soy partidaria de que aprendan las consecuencias naturales de sus actos y de hablar con ellos e intentar averiguar de dónde vienen sus actos, porqué los hace y atacar el problema desde la raíz.

Mi hija aún es pequeña y aún no va al colegio, pero ya me voy preocupando por lo que se pueda encontrar, y muchas veces leo a madres que cuentan que a sus hijos los han castigado sin recreo (incluso niños de 4 ó 5 años), muchas preguntan que qué pueden hacer al respecto.

Para saber si es legal o no en el colegio de tu hijo, habría que leer el Reglamento del Régimen Interno (RRI) y ver que se cumplen ciertos puntos que explica en la imagen de abajo, pero aunque fuera legal es un abuso de la autoridad del profesor, que no sirve para nada y que es incluso perjudicial para el menor.


Primero voy a poner lo que opina la AEPap (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria): "El recreo es un componente esencial del desarrollo y la interacción social que los niños deben recibir en la escuela. 
Ofrece beneficios mentales, físicos, emocionales y sociales. 
El tiempo que pasan los niños interactuando en juegos no estructurados les permite desarrollar importantes habilidades sociales.
Los niños necesitan un descanso que les permita procesar la información. 
El cerebro de un niño sólo puede mantener la concentración unos 45-60 minutos, después necesita descanso.
Es irrespetuoso de la dignidad, la esencia y los derechos del niño."
En esta entrevista podéis leerlo al completo.

Castigarles así no les enseña el porqué de lo que han hecho es incorrecto, simplemente se les priva de una necesidad, la necesidad que tienen los niños de descansar, de desahogarse y liberar tensiones. En el recreo liberan de un modo natural el estrés, la ansiedad, el cansancio. 

Hay que buscar una alternativa a este castigo, tener otros recursos para hacerle comprender a los niños qué han hecho mal y porqué, otros métodos para explicar qué es lo que se puede hacer en clase y lo que no.

No pretendo juzgar a los profesores que realizan estas prácticas, pretendo hacerles reflexionar sobre si realmente tiene beneficios castigarles sin recreo. 

Voy a acabar el post con una frase de Carlos González: "Puede no causar trauma, puede que incluso sean inocuas, pero hay cosas que sencillamente no se hacen".

Gracias por leerme, una mamá despierta.

OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:





2 comentarios:

  1. Hola y como que propuestas tienen como alternativa al castigo del recreo? Acá no se aplica, cuando un niño hace algo, se le manda a la dirección y se llama a la mamá, si es que es algo contra reglamento interno, si es algo como levantarse e interrumpir se le corrije verbalmente (por favor Juanito, si terminaste antes toma un libro o colorea, pero no interrumoas a tus compañeros) y al retirarlo el papá se le comunica para que hable con el niño en casa.

    ResponderEliminar
  2. Los recursos los tiene que buscar el profesor, que para eso es su trabajo. No podemos decir cómo tienen que hacer su trabajo, ellos deben estar en constante aprendizaje para ofrecer a sus alumnos lo mejor y que estén motivados. PEro una buena opción cuando son pequeños es la mesa de la paz. Saludos y gracias por comentar

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS