MITOS DE LA LACTANCIA MATERNA (1/3) | Sueños de una mamá despierta

MITOS DE LA LACTANCIA MATERNA (1/3)

domingo, 27 de marzo de 2016



Hoy os traigo la primera parte (de tres) de mitos de la lactancia materna, como bien dice el nombre hablaré sobre muchos de los mitos que existen y explicaré porqué no son ciertos. A pesar de dividirlo en tres partes, por la cantidad de mitos que voy a poner, para que no se haga muy pesada cada entrada, aún me dejo muchos, pero creo que voy a poner los más extendidos e, incluso, los más polémicos, por la gran cantidad de "creyentes" de estos mitos.

Así pues, comencemos:

  • Amamantar causa dolor. No, no y no. Amamantar no debe causar dolor, si lo causa hay que ver el porqué, puede ser un mal agarre, que el bebé tenga frenillo, ... En caso de que duela lo recomendable es que te visite una asesora de lactancia para que te ayude, ésta sabrá ayudarte con la postura del bebé, o valorar si tiene frenillo o no.
  • Hasta que suba la leche hay que dar biberón. Con el calostro tienen suficiente, el calostro es llamado el oro líquido por la importancia que tiene para el bebé los primeros días. Además que como comenté en el post de cómo conseguir una lactancia materna exitosa dar biberones antes de que esté establecida la lactancia es perjudicial por la confusión tetina-pezón.
  • Hay que establecer un horario, cada 3 horas 10 minutos de cada pecho. La lactancia materna se da a demanda, cuando el bebé quiera y todo lo que quiera, sin poner horarios ni tiempo. Hay que tener en cuenta que el estómago de un recién nacido es muy pequeño, por lo que mamará poco tiempo muchas veces al día.
  • Siempre hay que darle al bebé de ambos pechos en cada toma. Se le ofrece un pecho, cuando acabe con éste se ofrece el otro, si lo quiere bien, si no también. La siguiente toma se le ofrece del pecho que no ha mamado.
  • No puedes beber (agua, refrescos, ...) mientras amamantas. No existe ningún conducto que vaya directamente de la boca de la madre al pezón, por lo que no va a variar la leche por estar bebiendo en el momento de dar de mamar, si se tiene sed hay que beber, que es muy importante beber agua en la lactancia.
  • No produces suficiente leche. Esto no es un mito, en algunos casos es cierto, lo que pasa es que no es tan común como nos quieren hacer ver. Los casos de hipogalactia (escasa producción de leche materna) ocurren a un 2% de las madres. La hipogalactia  puede ser temporal (se puede solucionar, como la provocada por un mal agarre) o permanente. Así que de ese 2% muy pocos son los que no pueden conseguir una lactancia materna exclusiva.
  • Del tamaño de los pechos y del tipo de pezón depende el éxito de la lactancia materna. Todos los pechos, sean del tamaño que sean, sirven para alimentar a un bebé. El tamaño del pezón tampoco influye, éste es sólo una referencia visual para que sepan dónde tienen que mamar.
  • Hay que beber leche para producir leche. Claro, por eso las vacas se alimentan de leche... Aunque parezca mentira, este mito también lo he escuchado y es totalmente falso.

Y hasta aquí la primera parte, si os ha parecido interesante os recomiendo que sigáis leyendo en la parte 2, que pondré otros mitos muy comunes.

Si os ha gustado compartir y comentad que mitos "raros" como el de beber leche para producir leche habéis escuchado.

Gracias por leerme, una mamá despierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS