BLW, ALIMENTACIÓN AUTORREGULADA POR EL BEBÉ | Sueños de una mamá despierta

BLW, ALIMENTACIÓN AUTORREGULADA POR EL BEBÉ

miércoles, 23 de marzo de 2016



Si me habéis leído en entradas anteriores sabréis que he nombrado varias veces el método BLW, así que he decidido hacer una entrada para explicar qué significa y en qué consiste, así si hay alguna duda intenar resolverla. Y si después de esta entrada os queda alguna duda más, ya sabéis, la exponéis en comentarios e intentaré resolverla.

BLW son las siglas de Baby-Led Weaning  (destete dirigido por el bebé) o lo que en español llamamos "alimentación autorregulada por el bebé". Consiste en dejar comer solo al bebé al introducir la alimentación complementaria, se dan alimentos sólidos cumpliendo unos requisitos básicos, de manera que el bebé controla qué y cuánto se lleva a la boca. Es el método más natural de seguir alimentando al bebé, con alimentos sanos y variados. Como todo método tiene sus ventajas (para mí muchas) e inconvenientes, de los que también hablaré a continuación.

Primero vamos a ver qué requisitos se deben cumplir para comenzar el BLW:
  • El bebé tiene que haber cumplido los 6 meses. Antes de los 6 meses su sistema digestivo aún está inmaduro, por lo que no se recomienda introducir la alimentación complementaria antes.
  • Se mantiene sentado (sin sujetarlo mediante cojines), esto suele ocurrir en torno a lo 6 meses (puede ser más tarde, cada bebé tiene sus ritmos).
  • Ha perdido el reflejo de extrusión. Cuando se introduce un alimento en la parte anterior a la boca el bebé lo expulsa con la lengua para evitar atragantamientos, por tanto es necesario que pierdan este reflejo o expulsarán toda la comida.
  • Tiene interés en la comida. Si no lo tienen difícilmente se llevarán ésta a la boca.

Ventajas:
  • Aprende jugando. Disfruta de la comida, por lo que no se pasan malos ratos intentando que coma más. Y ellos establecen una actitud buena hacia la comida.
  • Desarrolla los sentidos. La vista, el tacto, el olfato y el gusto. Ve los distintos colores, toca las distintas texturas, huele los diferentes olores y saborea todos y cada uno de los alimentos.
  • Mejora la psicomotricidad fina. Ésta es la coordinación de movimiento de distintas partes del cuerpo con precisión.
  • Aumenta su seguridad en sí mismo.Ya que le da confianza en lo que pueden hacer por sí solos.
  • Comen lo que necesitan. Tenemos un mecanismo llamado apetito que nos indica cuánto y cuándo debemos comer, tenemos que confiar en nuestros hijos y no introducir nosotros la comida que creemos que ellos deben comer, así no alteraremos este mecanismo pudiendo ocasionar desajustes alimenticios en el futuro como, por ejemplo, la obesidad.
  • Comen en familia. Comemos todos juntos, por lo que se mejora la comunicación entre el niño y los padres, el pequeño va imitando la conducta de los adultos, por lo que aprende solo a usar los cubiertos, la servilletas, el vaso, ... todo por imitación.
  • Es económico y rápido. Al comer lo mismo que los adultos no tienes que gastarte dinero en comidas ya preparadas, o en varios alimentos para hacer las papillas (que luego comerán una parte y se tirará bastante), y es rápido porque no se emplea un tiempo extra en preparar las papillas.
  • Mejora la dieta de la familia. En mi caso ha sido así, ya que cocinas con menos sal, sin azúcares, se come más verdura, pescado. Así que este método es bueno hasta para nosotros!

Inconvenientes:
  • Ensucia mucho. Sobretodo los primeros meses, están aprendiendo y es fácil que mucha de la comida acabe en el suelo, en el pelo, la ropa,... 
  • Miedos al atragantamiento. Si este método se hace bien, cumpliendo unas reglas básicas del BLW (que comentaré en otro post) no tiene porqué atragantarse el niño.

Si te parece interesante este método y quieres saber un poquito más te recomiendo estos tres libros: Se me hace bola, de Julio Basulto; Mi niño no me come, de Carlos González, y el más completo de todos, El niño ya come solo, de Gill Rapley.

Seguiré escribiendo sobre BLW, si quieres que en próximo post de este tema comente algo en concreto dímelo en los comentarios.

Gracias por leerme, una mamá despierta.

OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

¿SON NECESARIAS LAS GUARDERÍAS?

¿CUÁNDO DESTETAR?


1 comentario:

  1. Yo siempre he defendido este método, pero ahora he cambiado de parecer, tengo miedo de esto porque mi hija es como que no tiene un límite para comer. Ella ya tiene 10 meses y no se autoregula para nada. Si fuera por ella comería las 24 horas. Siempre está llorando para que le demos comida y el pediatra me ha dicho que ya lleva 1.5 kg más arriba que 90% para su estatura o sea que no cuadra con ninguna estadística, y si la ves la visto con ropa para edad de dos años, que la tengo que adpatar toda porque le queda demasiado larga pero de ancho no le entra nada más chico. O sea, he alimentado mi hijo de este modo y todo me ha ido bien. Ahora hacer lo mismo con mi segunda hija, y no entiendo lo que está pasando. Así que he decidido darle las porciones indicadas para su edad de alimentos y no que coma con nosotros sino que le preparo separado para que sea sin grasas, ni azúcares sin sal ni aditivos ni demasiadas harinas.

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS