Sueños de una mamá despierta

Maniobra de Hamilton

jueves, 16 de febrero de 2017



No tenía pensado escribir de este tema, pero al ver que la han querido practicar conmigo he sentido la necesidad de explicar a otras madres en qué consiste para que, si les llega a pasar, puedan decidir.

El miércoles tenía cita en el hospital para la revisión de la semana 41, después de los monitores (todo estaba bien, ninguna contracción y latido perfecto), pasé a la consulta, el ginecólogo me pidió que me desvistiera de cintura para abajo (inocente de mí, pensé que sería para mirar dilatación y borrado del cuello uterino, error, tampoco hace falta) y que me iban a hacer una ecografía y mirar cómo iba todo. Me hicieron la ecografía y todo estaba bien, cuando el ginecólogo se dispuso a "mirar" abajo, me dijo "vamos a ver si conseguimos que llegue el parto", yo inmediatamente sabía a qué se refería, sabía que quería hacer la Maniobra de Hamilton, pero porque yo estaba informada de antes, él no me explicó nada, sólo dijo eso. Obviamente me negué (más abajo explicaré por qué), dije que yo no quería la maniobra de Hamilton, por lo que me dijo "pues entonces vístete", me quedé un poco con cara de tonta (sí, así suelen tratar a la embarazadas, como si fuéramos tontas y no pudieramos decidir por nosotras mismas). Desde que entré a la consulta tenía claro que iba a hacer esta maniobra, por eso me pidió que me desvistiera, sin haber hecho la ecografía, sin saber si todo iba bien, daba la sensación que lo hacía por protocolo, ya que se ve que la semana 41 le debe parecer muy tarde a él.

Primero de todo hay que saber que esta maniobra se tiene que hacer con consentimiendo de la mujer embarazada, y para poder dar su consentimiento deben informar de qué van a hacer y los riesgos que tiene (esto se lo saltaron conmigo, y con muchas madres más que cuentan cómo les hicieron un tacto muy doloroso y después sangraron, y no sabían lo que les habían hecho, simplemente les decían que era normal sangrar).

La maniobra de Hamilton se considera un método de inducción (los métodos de inducción sirven para provocar el parto), cuando un embarazo lleva una evolución normal no hay necesidad de inducir el parto, menos estando dentro del margen de semanas de embarazo considerado normal para parir.

En la maniobra de Hamilton se despegan las membranas de la bolsa amniótica de la base del útero, lo que en teoría produce prostaglandinas naturales que provocan las contracciones y ayudan a madurar el cuello del útero.

Esta maniobra tiene varios riesgos, puede provocar la rotura de la bolsa, al no producirse de manera natural aumenta el riesgo de sufrir infecciones. Se suele sangrar con esta maniobra, y puede llegar a causar hemorragias que podrían llevar a hacer una cesárea urgente, y contracciones más dolorosas de lo normal (ya que se está forzando al cuerpo a algo a lo que todavía no está preparado y no puede combatirlo de manera natural).

Sé que las últimas semanas de embarazo son difíciles, cansadas, que tenemos muchas ganas de ver a nuestros pequeños, pero forzar mediante un método de inducción (que no está demostrada su eficacia) un parto puede tener consecuencias muy desagradables.

Si ves que se va acercando una inducción medicalizada, que no quieres, por los riesgos que tienen también, y te apetece probar esta maniobra, adelante, pero consciente de lo que haces, sabiendo en qué consiste y sus riesgos.

Preguntad siempre qué os quieran explorar qué os van a hacer, debéis estar informadas en todo  momento de lo qué van a hacer con vuestro cuerpo, y recordad que realizar esta maniobra sin vuestro consentimiento es ilegal, quejaros si lo hacen, quejaros si lo intentan. Yo de momento he escrito a "El parto es nuestro" y al Hospital donde ha ocurrido, a ver cómo se van desarrollando las cosas.

Como dicen en "El parto es nuestro", ¡No os bajéis las bragas!, no es necesario.

¿Conociáis esta maniobra? ¿os la han practicado? ¿con vuestro permiso o sin deciros lo que iban a hacer?

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

MIEDOS EN EL EMBARAZO.

GATOS Y TOXOPLASMOSIS.




PARTO: ¿QUÉ LLEVAR AL HOSPITAL?

martes, 14 de febrero de 2017

 


Conforme se va acercando la fecha probable de parto nos dicen que nos preparemos la bolsa para llevarla al hospital cuando demos a luz, pero ¿qué tenemos que llevar en esta bolsa?

Pues depende mucho si el hospital es público o privado, el público te ofrece muchas cosas que no tendrás que llevar y, sin embargo, en uno privado sí. Os pongo una lista para llevar en cualquier caso, tanto público como privado, y luego añadiré las cosas que también tendrás que llevar si el hospital es privado.

  • Carpeta embarazo: cartilla de embarazo, SIP, el plan de parto, todos los papeles del embarazo.
  • Bolsa aseo madre: artículos de aseo para la madre, cepillo y pastas de dientes, peine, champú, gel (si quieres usar el tuyo), desodorante, si llevas lentillas el líquido y el recipiente. Y ya depende de cada una si usa alguna cosa más como maquillaje, espuma, etc.
  • Chanclas ducha: Yo recomiendo llevar unas chanclas para la ducha, no me gusta ducharme descalza en sitios públicos.
  • Zapatillas casa/calcetines: Zapatillas de andar por casa o calcetines gorditos, yo soy de ir descalza siempre, así que yo me llevo unos pares de calcetines para ir con ellos.
  • Bragas: Puedes llevar de las desechables (a mí no me apañaron mucho) o de algodón, se pierde bastante sangre después del parto, así que si son de algodón comprar algún pack que usemos para los días de cuarentena.
  • Sujetador lactancia: Si vas a dar el pecho una opción es llevar sujetador de lactancia, la otra es no llevar nada (es más cómodo, pero depende de cada mamá).
  • Toallitas bebé: En el hospital no dan toallitas para limpiarle el culete a tu bebé, tienes la esponja con la que puedes limpiarle con un poco de agua y jabón, así que si prefieres toallitas acuérdate de llevarlas en la bolsa.
  • Ropa para la salida del hospital: La ropa que os vais a poner al salir del hospital, tanto la madre como el bebé (su primera puesta). Incluir alguna manta o toquilla para el bebé.
  • Cojín de lactancia: yo me llevé el mío, me vino muy bien para acomodarme al bebé para darle pecho.
  • Dinero: lleva siempre algo de dinero suelto, ya sea para comprar algo de las máquinas o pagar la televisión.
  • Varios: Cámara de fotos y su cargador (yo las hago con el móvil, pero si tienes una buena cámara no dudes en llevarla), el cargador del móvil, el número de teléfono de alguna asesora de lactancia o asociación (por si te surge alguna duda o problema).
Si vas al hospital privado tendrás que llevar los pañales para el bebé, su ropita (pijamas, bodies, gorrito, calcetines), compresas tocológicas (postparto), camisón para la madre.

Y no olvidéis que  el acompañante también tiene que llevar cosas, su pijama, sus zapatillas, su bolsa de aseo (aunque vaya a casa a asearse que se lleve lo que crea que puede necesitar).

¿Añadirías algo más a esta lista?

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

CANASTILLAS Y MUESTRAS GRATIS EN EL EMBARAZO.

CONSEJOS PARA VISITAR A UN RECIÉN NACIDO.

FASES DEL PARTO

domingo, 12 de febrero de 2017



Hoy voy a escribir sobre las distintas fases en las que se divide un parto, para que cuando se acerque el día sepamos diferenciar en qué fase estamos y comprender mejor qué es lo que nos está pasando.

Como siempre digo cada mujer es un mundo, todas somos distintas, y, por tanto, nuestros partos también son distintos todos y cada uno, pero todos coinciden en una cosa, todos pasan por las tres fases.

FASE 1 (DILATACIÓN):

Esta fase está dividida en dos etapas, la dilatación pasiva y la dilatación activa.

La dilatación pasiva, a la que también llamamos preparto, es cuando se empiezan a tener las contracciones, son irregulares y van borrando el cuello del útero. Suele ser una etapa larga que conforme va avanzando más dolorosas son las contracciones. Esta etapa acaba cuando estás dilatada de 3cm, las contracciones son cada 3 minutos y duran 1 minuto. Aquí comenzaría la siguiente etapa y es cuando habría que ir al hospital.

La dilatación activa empieza cuando ya estás de 3cm dilatada, las contracciones, como he comentado antes, son más seguidas. El bebé está bajando por el canal de parto mientras el cuello del útero se ensancha. Hasta que se está dilatada de 10cm, que es cuando comienza la siguiente fase. En esta etapa hay que controlar la respiración para conseguir una mejor oxigenación, que es beneficioso para el feto y para intentar relajarse.

FASE 2 (EXPULSIVO):

En esta fase ya se está dilatada de 10cm y la cabeza está al final del canal de parto, aquí ya se siente la necesidad de empujar y finaliza la fase con la salida del feto. Con la epidural esta fase se puede alargar.

FASE 3 (ALUMBRAMIENTO):

Esta fase acaba con la expulsión de la placenta, suele ocurrir entre 15 minutos y 1 hora después del parto. En esta fase es cuando dan los puntos por desgarro o episiotomía y te limpian y desinfectan la zona genital.

Durante la fase 3 ya tenemos a nuestro bebé con nosotras, es una fase no tan dolorosa, ya que las contracciones que se dan para desprender la placenta son más suaves y el hecho de tener a nuestro bebé piel con piel es uno de los mayores calmantes.

¿Cómo fue tu parto? ¿Reconoces estas tres fases?

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

MIEDOS EN EL EMBARAZO.

EXTEROGESTACIÓN. LOS SEGUNDOS 9 MESES DE EMBARAZO.




Disfraces Carnaval

jueves, 9 de febrero de 2017



Hace poco escribí un post sobre cómo hacer 12 disfraces originales para carnaval, pero si te pasa como a mí este año que no tienes tiempo para nada, ni lo más básico, o no se te dan nada bien las manualidades, existen tiendas con  una gran variedad de productos y precios.

Este año yo he cogido un disfraz de Bella de Disney, precioso, incluye el vestido, unos pantalones cortos bombachos y una diadema, con licencia oficial de Disney. Os dejo la foto del disfraz y el enlace por si queréis echarle un vistazo, después de carnavales actualizaré el post para que veáis cómo le queda a mi peque. Pero me dan ganas de ponérselo todos los días de lo bonito que es.

Disfraz Disney Bella












 Pues buscando disfraces encontré la página de Vegaoo, que es donde he cogido el disfraz, aquí podéis encontrar disfraces desde precios muy económicos, además de que tienen muchas promociones, así que por poco dinero puedes encontrar un disfraz muy chulo. Tiene además varias licencias, así que hay disfraces muy variados, desde superhéroes hasta de películas.

Pero si te sigue sin llamar la idea de comprar un disfraz y prefieres hacerlo tú, te dejo en enlace donde puedes encontrar complementos como gafas, espadas, bastones, para completar tu disfraz. Complementos.

 La verdad es que por menos de 20 euros puedes encontrar disfraces muy bonitos y el envío llega en dos días, así que yo, que soy un poco negada a las manunalidades, y entre trabajo y niños voy escasa de tiempo, seguramente repita, y para Halloween vuelva a coger algún disfraz ya hecho.

¿Vosotros que preferís? ¿hacerlo vosotros, comprarlo o directamente no disfrazáis? ¿Algún disfraz original que le hayáis comprado a los peques (Así cojo ideas)?

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

5 REGALOS PARA PAPÁ.

EN BUSCA DE MI BEBÉ ARCOIRIS.





EL EFECTO PIGMALIÓN Y LOS NIÑOS

lunes, 6 de febrero de 2017



Hace poco vi un vídeo de Alberto Soler (psicólogo de Valencia) que hablaba sobre el Efecto Pigmalión, sobre el experimento que hicieron Rosenthal y Jacobson en los años 60. Me pareció un tema muy interesante que no conocía directamente, indirectamente sí, porque todos sabemos el poder de las palabras. A continuación pongo el vídeo para que veas de qué trataba el experimento.


El efecto Pigmalión, también conocido como profecía auto-cumplida, recibe ese nombre por un mito griego, donde Pigmalión, que era escultor, se enamoró de una de sus creaciones (Galatea), de tal manera que la trataba como si fuera real, hasta que un día después de un sueño Galatea cobró vida por obra de Afrodita.

Es un suceso por el que una persona consigue lo que se proponía anteriormente a causa de la creencia de que puede conseguirlo. Es decir, si crees que puedes conseguirlo es más probable que lo logres.

El efecto Pigmalión tiene dos vertientes, la positiva y la negativa, ya que puede ser enormemente productivo como contraproducente. El Efecto Pigmalión Positivo es el que afianza el aspecto sobre el cual se produce el efecto, lo que provoca un aumento de autoestima y una mayor probabilidad de lograr lo que se propone. Sin embargo, el Efecto Pigmalión Negativo produce todo lo contrario, disminuye la autoestima y por tanto la posibilidad de que consiga su objetivo.

En el siguiente vídeo, sacado de la película "En busca de la felicidad" se ve como Will Smith primero le dice a su hijo que acabará con un nivel bajo en baloncesto, que no destacará, lo que hace que su hijo ya no quiera intentarlo, esto es el efecto negativo, cuando no confían en ti, acabas de dejar de confiar en ti mismo. Sin embargo, Will Smith se da cuenta de su error, y acaba rectificando de una manera muy positiva diciéndole "nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo".

  

Todo ser humano responde a las expectativas que pongamos en él, como muestra el experimento del primer vídeo y la reacción del niño en el segundo vídeo.

Este efecto tiene gran importancia en los niños, ya que crecen queriendo experimentar, hacer cosas por ellos solos y cuando mostramos nuestros miedos se los trasmitimos a ellos. Por ejemplo, está el niño en el parque y al intentar subir por unas escaleras decimos "te vas a caer", lo más probable es que ese niño se caiga, porque son las expectativas que hemos puesto en él, se las hemos trasmitido y él se las cree. Sin embargo, si le decimos "ánimo, tú puedes hacerlo" va a ganar confianza en sí mismo, y lo logrará, ya que no tendrá miedo cosa que influye negativamente en conseguir su objetivo. Puedes poner cualquier ejemplo, como coger un vaso de agua con la típica frase "se te va a caer".

Por este mismo motivo nunca hay que etiquetar a los niños, cualquier cosa que le digamos se la acabarán creyendo, por lo que influirá en cómo será ese niño. Si le llamas "tonto", "malo", "vago", "llorón", acabará siéndolo, ya que se lo creerán y se comportarán como piensan que esperamos que se comporten (como un tonto, malo, vago, llorón,...). Es decir, si a un niño tú le dices varias veces que es malo, acabará creyendo que es malo, y como malo que piensa que es, actuará en consecuencia, haciendo cosas malas. En este caso sería el Efecto Pigmalión Negativo. Tendríamos que reforzar el positivo, cuando hace cosas bien, decirles lo buenos que son y que pueden conseguir lo que se propongan, animar en todo lo que quieran hacer, eso les motivará a seguir intentándolo y, como consecuencia, a conseguirlo; la única manera de conseguir algo es intentándolo.

¿Conocías el Efecto Pigmalión? ¿Qué opináis de él? 

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:








MITOS EN EL EMBARAZO

domingo, 5 de febrero de 2017



Ahora que se va acabando mi embarazo voy a escribir sobre muchos de los mitos que he ido escuchando durante esta etapa. Algunos os pueden parecer ilógicos, algunos puede que incluso os pensarais que eran ciertos, así que pondré una pequeña explicación (pequeña para no aburriros mucho) de porqué son mitos.


  • Si es niño estarás más guapa, si es niña estarás más fea: Se supone que dicen que si es niña estarás más fea porque te quitan la belleza, lógicamente un feto no puede robar la belleza de una madre como si de brujería se tratase, aunque las ganas de saber el sexo del bebé nos hacen creer cualquier cosa.
  • Hay que comer por dos: Ésta es la que pongo yo de escusa para justificar todo lo que he engordado, pero lo cierto es que no es verdad. Hay que comer sano y variado, el feto tendrá los nutrientes necesarios. Aunque darnos algún caprichito no está nada mal, que ya que engordamos que sea con gusto. Pero no hay que pasarse.
  • No puedes comer picante: Poder puedes, no le afecta a tu bebé. Sólo depende de cómo te siente a ti, porque puede darte más acidez.
  • Si tienes acidez el bebé nacerá con mucho pelo: No tiene nada que ver (en mi caso nació con mucho pelo y no tuve acidez), la causa de la acidez es hormonal y fisiológica.
  • Si tienes la barriga redonda es niña, si es en pico es niño: La forma de la barriga no tiene nada que ver con el sexo del bebé, más bien tiene que ver con la forma del cuerpo de la madre.
  • Si no comes un antojo tendrá una marca de nacimiento: Ésta creo que se sabe que es falsa, como la de comer por dos, pero la utilizamos de escusa para darnos nuestros caprichitos. 
  • No puedes teñirte el pelo: El tinte no pasa a través de la sangre, y por tanto no llega al feto. Así que no hay ningún peligro en teñirse el pelo. 
  • Si tu madre tuvo un mal parto, el tuyo también lo será: No tiene nada que ver, no depende de una cuestión genética. Igual que si has tenido un parto bueno, no significa que el siguiente lo sea o al contrario. Cada embarazo y parto son totalmente distintos.
  • Si te da por comer salado será niño, si los antojos son dulces será niña: nada que ver, mi primer embarazo no comía apenas dulce y fue niña, supongo que depende más de los gustos de cada una.
Estos son algunos de los que he escuchado o leído, y aún hay bastantes más. ¿Conoces alguno más que deba añadir a esta lista? ¿habías escuchado estos mitos en tu embarazo?

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

GATOS Y TOXOPLASMOSIS.

MITOS DE LA LACTANCIA MATERNA.

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL NIDO?

viernes, 3 de febrero de 2017



Si estás embarazada y en las últimas semanas es probable que hayas escuchado hablar del síndrome del nido. Es algo que le pasa a muchas mujeres en la recta final del embarazo, recibimos una dosis de energía que nos hace querer tener la casa en orden para la llegada del bebé. Queremos tenerlo todo listo para cuando llegue.

Cuando se siente este estado de hiperactividad se suele decir que ya se está acercando el parto, de hecho he oído a muchas madres decir que el mismo día de su parto se despertaron con mucha energía, y se pusieron a limpiar a fondo.

Este nombre viene de la preparación del nido que hacen las aves para poner los huevos y empollar sus crías.

Cuando estamos con esta sensación de querer dejarlo todo limpio y en orden puede deberse a esa ansiedad que se siente por lo que va a llegar, cuanto más se acerca el parto más crece esa ansiedad, que liberamos de esta manera. Es una forma de distraernos de esos miedos que suelen aparecer en las últimas semanas de embarazo, cuánto más cerca está el parto más se incrementan estos miedos, por lo que ponernos a limpiar nos distrae de esos pensamientos.

Si estás en esta etapa no hay que obsesionarse ni hacer excesos, hay que cuidarse hasta el último momento del embarazo.

¿Notaste este cambio en tu embarazo? ¿Sentías la necesidad de dejarlo todo limpio y ordenado? Cuéntame tu experiencia.

Gracias por leerme, una mamá despierta.


OTRAS ENTRADAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

MIEDOS EN EL EMBARAZO.

CANASTILLAS Y MUESTRAS GRATIS EN EL EMBARAZO.
 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS